lunes, 28 de julio de 2008

Teletipo de agencia


En la televisión decían que Radovan Karadzic era psiquiatra.
Doctor ¿Como prescindir de la locura en sus viejos libros
de la facultad? ¿Ellos son los locos? Preguntad a los milicianos
que muerden las paredes del manicomio.
Seguía la noticia: Vivía en Belgrado retirado. Además de político y genocida, era poeta.
De “Carnicero de los Balcanes” a homeópata jubilado.
Un homeópata de barbas blancas
que sigue soñando con su limpieza étnica
como leitmotiv de toda la basura que amontona en un verso.
¿Poeta? Los kalashnikov no dejan oír
los lamentos de los muertos
perdidos para siempre en la hojarasca del vértigo.
¿Poeta? Los perros ciegos del tiempo
traen manchados los hocicos de sangre.
¿Poeta? Por cada mercado abarrotado de gente
un francotirador apostado de espaldas al mar.
Hay un poema triste
que él nunca se atreverá a escribir.
Es el poema de las fosas comunes,
de los casquillos de bala,
de los asesinados y la tierra prematura,
de la furia y los huérfanos.
El poema del odio y de las hienas que se comen a sus crías,
el poema que ensucia,
el poema de la lejía y de las viudas
decoloradas con el paso del tiempo,
el poema de los pájaros mutilados
que olvidaron surcar
los cielos de Sarajevo...

4 comentarios:

38 grados dijo...

Créeme. Tu teletipo me ha puesto la carne de gallina.

No puedo por más que aplaudirte. Qué manera tan bella de narrar algo tan sumamente duro.

La cónica dijo...

¡Poeta!

Tanto dolor se agrupa en mi costado
que por doler, me duele hasa el aliento...

Es desgarrador este poema. Como los de Miguel Hernández. Como la realidad. Gritan en él los que no pueden gritar.

A ver si vemos el sol, cuando salga, que el mundo también es de colores.

Roberto dijo...

38 grados, muchas gracias...necesitaba escribir estos versos, rabia es lo que siento por ver como hay tanto genocida campando por el mundo...

cónica, antes de nada un beso! esa era parte de la misión del poema, dejar hablar a los que no pueden...

Roberto dijo...

38 grados, muchas gracias...necesitaba escribir estos versos, rabia es lo que siento por ver como hay tanto genocida campando por el mundo...

cónica, antes de nada un beso! esa era parte de la misión del poema, dejar hablar a los que no pueden...