viernes, 11 de julio de 2008

DIAL (RASGUÑOS DEL SILENCIO)

Por el patio vecinal
sube el sonido
de un aparato
de radio a medianoche.
Un locutor con una voz muy hermosa
habla de la Intifada
y de las piedras que le sobran a dios.
Los tertulianos le han dejado solo.
(...)
Ahora habla del índice nikkei
con los ojos llenos de lágrimas.
Los tertulianos se abstienen de hablar,
prefieren amarse unos a otros.
Mientras suena una cuña publicitaria
alguien está pidiendo asilo político
en la embajada de Perú en Turkmenistán.
Alguien sube el volumen (...)
Una voz, dos, tres,
sesenta millones de locutores moribundos
proferirán gritos anticapitalistas
contra la eficacia de los astros dormidos.
La radio sonará toda la noche,
mientras alguien (una mano negra)
malversa los pocos ahorros
que le quedan al insomnio...

7 comentarios:

La cónica dijo...

Es bueno no ser siempre conscientes de todo lo que hay detrás de las imágenes y de las palabras. Ser conscientes de forma continua sería incompatible con la vida.

Besos.

He vuelto a tu patio y a tu higuera.

Svor dijo...

el insomnio ademas de pocos ahorros tiene las sabanas humedas

Roberto dijo...

gracias por seguir leyéndome a las dos...

Ana R dijo...

Toda la realidad está tras la placidez del silencio y la tertulia...el mundo gira ,siempre, pero nunca de igual forma para todos.

Abrazos

La cónica dijo...

He oído en la tele que el boss tocaba en Donosti, seguro que tú has oído algo más... me pones verde de envidia

Roberto dijo...

Si algo sabía cónica!! El boss es increible subido a un escenario...tres horas de rock roll sin tregua!!!!

Roberto dijo...

Si algo sabía cónica!! El boss es increible subido a un escenario...tres horas de rock roll sin tregua!!!!