miércoles, 2 de julio de 2008

NERUDA A FUEGO LENTO



Neruda y la delicada manera de un odio pasajero,
Neruda y la revuelta cálida de los amantes,
Neruda y una nota de despedida clavada en el silencio...
PALABRAS incendiándose en la cocina oscura
que frecuenta ese "chico triste y solitario".

4 comentarios:

Rémora dijo...

Sorpredente lo de Antonio Vega.
Alguien que lleva el dolor tatuado en el corazón.
Saludos!

Roberto dijo...

Me fascina Antonio Vega. Fui a un concierto suyo hace unos años, y fue algo estremecedor. Es el poeta con los ojos más tristes que he visto...
rémora... gracias por tu comentario!

una vida lo que un sol dijo...

hace poco le ví en un show de la tele con Miguel Bosé.
Aparte de su deterioro físico, que es evidente a más no poder, lo que me conmovió fue su ternura y su mirada. No sé...

y sí... vaya binomio! Neruda y Antonio Vega!

besos (tu nieta)

tomatita dijo...

Me pregunto qué fibra es la que siempre acaricia este genio de la música que nos deja tan desvalidos.
Y de Neruda siempre podemos decir aquellos versos de Alberti: "Tierra de sombra , la luz soy yo".

Un abrazo