martes, 2 de junio de 2009

palabras ( salvajes )

Agárrate a la mesa como si fueses a salir volando. Coge el papel y muerde el lápiz con dientes y saliva de arcángel malogrado. Es muy tarde para que te bajes en marcha de este tren que lleva parado treinta y siete milésimas en una vía infrecuente; Y el viaje se reanuda sólo en tu imaginación, en tus sueños, en tu mundo moribundo que sabe que volverá a nacer en las estrellas que ahora lo velan.

A medida que ves a las palabras discurrir vertiginosas en sentido contrario, aerodinámicas y eléctricas, las esquivas para no fundirte con el lacerado peso de su artificio. Tienes que mantenerte al margen de ese esplendor, esa aterradora grandilocuencia, esa falsa sensación de calma. Alguien debe bajar las escaleras y llegar a la mierda que se le pega a los zapatos, ellas (las palabras) mean y mienten, tienen pelos y verrugas, y odian levantarse antes de las diez. Se hurgan la nariz delante de desconocidos, se maldicen entre ellas, se desvisten todas juntas en orgías de nubes retorcidas. Ni tú trates de domesticarlas, ni que ellas te domen a ti, ámalas tal como son, salvajes y disfuncionales, diplomáticas e incendiarias. Vete sacando de la sombra una a una de la mano, ponlas dulcemente, recostaditas, apiladas una contra otra en la cama sitiada del poema, bajo la luz artificial. El oxígeno violento de su sudor te agigantará las ganas de volar…

27 comentarios:

llamamecordelia-burbuja dijo...

las palabras salvajes, aunque hagan mil piruetas en un camino incierto al final del trayecto deciden quedarse recostaditas a tu lado

no me cabe la menor duda

Besos

Elisa dijo...

Ay madre, GENIAL! y lo digo a gritos porque me ha encantado ver las palabras de todas esas diferentes formas que le diste. Artista, que eres un artista!!!

charlotte dijo...

"ponlas dulcemente, recostaditas, apiladas una contra otra en la cama sitiada del poema"...
Querido Roberto, ojalá nunca doméstiquemos la palabra, que vuele en libertad... Precioso como siempre, te quiero amigo es un placer respirar tus letras, tus tiempos, tus ritmos, tus imágenes...

Jota dijo...

Fantástico.
Pero que gustito da a veces dejarse engañar por las palabras, revolcarse en su cieno, participar de sus orgías. El resultado es casi siempre hiperbólico, pero casi siempre también interesante.

Aire dijo...

simplemente me senté en mitad del caos de voces, de la jauría de palabras, a escucharte

llamamecordelia-burbuja dijo...

...y uno no tiene que gustar a todo el mundo, pero a mí me gusta que te guste

gracias

Cynthia dijo...

Son ellas las que alocadas y amigas nos dibujan escritos, sentidos salvajes.. apasionados, crueles, duros, punzantes, pero son tan salvajes como la vida misma... un camino por andar y descubrir siempre en el eco y escencia de cada uno....

Me recuesto y espero el sueño vuelo unida a tu teclado....
vamos!!!???

cariños besos muchos.

Gabiprog dijo...

¿Nadie te ha dicho que tienes una ortografía altamente revolucionaria?

:)

Abrazo fuerte!

Luar dijo...

Uff...

una vida lo que un sol dijo...

de repente te imaginé sacando palabras de tu chistera... amándolas como son, y haciendo un castillo de naipes con ellas,...

y es que un poco mago sí eres... jijiji

Besos a mansalva.

reina dijo...

Con qué más podemos volar que con las palabras... mientras más salvajes e imposibles más alto volamos en la imaginación y en los sueños...
Me gustó... me gustó mucho... muy salvaje...!!!

César J. Valero dijo...

De tanto convivir con el hombre, la palabra adoptó personalidad...

la inkilin@ dijo...

Un café???

espero no volverme a perder y encontrar siempre el camino

Me alegro enormemente de leerte

Siempre es un regalo

Gracias!!!!

cristal00k dijo...

Bah! tú las tienes domesticadas. Y como corderitos acuden a tu mente y a tu alma para que las ordenes.
Y viven encantadas en tus escritos Roberto.

Laura dijo...

Casi te dejo esa labor a ti, que lo haces de maravilla.
Un saludo

Ana Gabriela dijo...

Rodolfo maravilloso escrito , asi las quiero a las palabras salvajes y libres .
Un abrazo compañero

AnaR dijo...

Las palabras, como las emociones.Es un nefasto educarlas, pierden todo su valor...

Un gusto , de tiempo volver por aqui.

Saludos

Virginia dijo...

Como decia Oliverio Girondo;

" Si no saben volar ¡pierden el tiempo las que pretendan seducirme! "



Buena noche de Jueves, compañero. Besos mil.

La cónica dijo...

me gusta!

Lena dijo...

Arte Poética de RobPrometeo.

Fauvista/Futurista/Puño en la mesa.

Palabra de poeta practicante.

Devota de ti.

(yo)

Besos.

BUENAS NOTICIAS dijo...

Salvajes son tus palabras, Roberto. E indomables. ¿Es posible ponerles freno?, ¿reconducirlas?

Maria Jesús Rodríguez Melero dijo...

Hola Roberto!
Me ha gustado tu poema.
La verdad es que siempre pienso que tus poemas son un poco surrealistas. Parecen fruto de un enfado visceral que te sale de las entrañas.
Te empeñas en sacar la parte oscura de un poeta dulce y sensible, en un gesto que yo interpreto como una necesidad de comunicación incontenible.
La autenticidad nace de tus visiones atormentadas que acaban serenandose.
Me da la sensación que la poesia te excita y te calma como una sustancia adictiva.
Eres un ser excepcional y brillante, escribas lo que escribas.
Un beso!
Susi

gloria dijo...

Si es para escribir como tú, poeta, prometo seguir cada una de tus instrucciones...

Te sigo leyendo... (sigue escribiendo, no dejes de hacerlo)

Un beso rebelde, siempre.

medio cobain dijo...

es el maravilloso mundo del circo de las palabras

salud-saludos

Alnitak dijo...

las palabras siempre son salvajes, no domesticables, pero a la vez son pequeñas brujas, hipnotizadoras que nos atrapan sin remedio. Y ahí está su gracia.

Me ha encantado tu texto.

Pd. Gracias por pasarte por mi nuevo caos.

Lucina dijo...

Que placer leer estas palabras,
salvajes,
como el viento que abraza a la tormenta.

Un beso Roberto

Charal dijo...

^^ :blush: ...gracias! aunque mis versos se desconocen y carecen de belleza al leer los tuyos...

grazie mille! (k)