martes, 20 de mayo de 2008

LA ANCIANA VESTIDA DE NEGRO



“Para Josefa, y su pequeña silueta.
Tú que te dejaste mecer
por el ímpetu de la tarde,
y ya no volverás…”
Había una anciana vestida de negro
que iba de aquí para allá
recontando horizontes.
Traía vencejos entre el paraguas negro,
y oleadas de ceniza detenida
entre los dedos de sus minúsculas manos.
Traía negros pañuelos,
negras botas,
negra disciplina, negros ángeles anudados
a las palabras,
negros caramelos de una guerra perdida…
Siempre con su bolso negro
gobernado por duendes negros,
que le robaban peines, monedas de oro,
alambiques y falsos certificados
de notoriedad.
Averno oscuro de faisanes
que revoloteaban en círculos
por las afueras de su imaginación.
Lo único que no traía negro
era la mirada.
Una mirada de niña hermosa,
una mirada enorme,
luminosa,
diáfana, inmensa,
catarata secreta
que era infinitamente blanca
por el “ estado de shock”
en que la dejó sumida
el recuerdo del primer amor…

5 comentarios:

una vida lo que un sol dijo...

me gustaría parecerme a ella en algo, si llegooo

tener la mirada hermosa, llena de luz, alimentada por esos ángeles negros y esos duendes de su bolso...

soñar con mi primer amor...

y recontar horizontes...

y dejarme mecer por la tarde...

muy bonitoo!

un luto muy hermoso.

un beso para vos.

nadia dijo...

Ya no volveremos a decir: pero pepiña!!!tienes el euro?. y ya nadie me dirá como ella: Te estás poniendo buena moza, será el otoño...Cabreros ya nunca será nombrado, o quizá allá donde esté todavia diga su nombre.

Me ha encantado primo, tu pequeño homenaje a la pequeña anciana vestida de negro que nos visitaba de cuando en cuando.muac

La cónica dijo...

memorias vestidas de negro que no encogen el corazón, aunque esté vestido de luto

NURIA dijo...

GRACIAS ROBERTO POR RETRATAR TAN BIEN A PEPINA .UN BESO DE SUS SOBRINOS

Roberto dijo...

Fue un placer conocerla! Muchas gracias por todo a vosotros!