jueves, 9 de abril de 2009

A las tres de la madrugada

Fotograma de 2046. Wong Kar Wai.
Son las tres de la mañana. Acabó de ver 2046. Y vengo hasta aquí para contaros la verdad. Tengo la imperiosa necesidad de escribir una carta de amor. En el asiento de atrás de un taxi un beso puede significar todo. Una caricia, un orgasmo, unos tacones de mujer alejándose de tu vida…

Esa carta de amor. Tal vez la destinataria sea ella, o tal vez una androide que cuando se corre este programada para recitar a Baudelaire. Tal vez no haya nadie. O tal vez la única que me escuche sea la noche. Pero debo seguir, atravesar las dunas del silencio, y pernoctar en el camposanto donde los muertos son unos puntos suspensivos. Debo seguir sin mirar atrás. Debo tratar de decir lo que suele decir en las cartas de amor. Tengo que ser en unos renglones, lujurioso, y en otros acarrear con el peso muerto de la concupiscencia. Debo de preguntar sin una sola pregunta, debo de amar sin el artificio de la saliva carcomida, debo de embadurnarme de tallarines la angustia.

(…) El reloj y la lluvia. Libros por el suelo. Las palabras tienen fecha de caducidad.

Las luces de la ciudad se encienden. Se termina la cobardía de la noche para instaurar el régimen feroz del amanecer. Y mi carta de amor se empieza a escribir por el final: Siempre te querré. Firmado: Roberto. Lo demás, melancolía y otros asuntos que no vale la pena contar…

33 comentarios:

Lena dijo...

Es dolorosa y cierta tu voz.

Todo caduca.

El asiento trsero del taxi puede ser eso que dices...y la nada.

La nada total.

Caben lágrimas inútiles.

Que el taxi y la andride se lleven lo prescindible.

Hoy tus letras me tocan.

Un millón de besos, R.

gloria dijo...

Querido poeta... qué decirte que no te haya dicho ya.

Empezaré por el final. Pagaría por leer cualquier cosa que hayas escrito, incluida esa carta de melancolía y otros asuntos... Pero no es una queja, ni siquiera una petición, me basta con cualquiera de los poemas que nos has regalado.

Las palabras... pueden salvar o matar de dolor ¿caducar? Será por eso que no avanzo, siempre se me olvida comprobar las fechas de caducidad...

Y porque ya no sé si soy androide, o una nada en medio de todo, allá va:


TRISTEZAS DE LA LUNA

Esta noche la luna sueña con más pereza,
Cual si fuera una bella hundida entre cojines
Que acaricia con mano discreta y ligerísima,
Antes de adormecerse, el contorno del seno.

Sobre el dorso de seda de deslizantes nubes,
Moribunda, se entrega a prolongados éxtasis,
Y pasea su mirada sobre visiones blancas,
Que ascienden al azul igual que floraciones.

Cuando sobre este globo, con languidez ociosa,
Ella deja rodar una furtiva lágrima,
Un piadoso poeta, enemigo del sueño,

De su mano en el hueco, coge la fría gota
como un fragmento de ópalo de irisados reflejos.
Y la guarda en su pecho, lejos del sol voraz.

Charles Baudelaire.


Te sigo leyendo, poeta... con devoción.

Un beso clandestino y unos tacones de mujer quedándose para siempre...

cynthia dijo...

MMM original lo tuyo, con un toque de verdades y suspiros que me guardo, son finales ya sabidos de cartas enmantecadas, son las tres de la mañana una parada y hasta mañana... fin.
( emocionas, en las palabras mismas del sueño y melancólicas horas de lo que fue y no es)

Creativo, pensativo, analítico, irónico y sobre todo muy sentido.

Besos muchos mi querido!!

cariños.

reina dijo...

De lo único que estamos seguros al empezar una carta de amor es del final.."siempre te querré"
Muy bueno leerte, como siempre...

Bris! dijo...

hubo un tiempo (con mi primer novio)donde escribí como 20 cartas de amor, y no exagero.
me cansé, después de esa experiencia. era un amor tan desmedido que no me hacía falta encontrar esas palabras justas para darle color al papel.
lo irónico es que ahora que lo pienso, ese amor no se compara en nada con el que siento en estos días, y sin embargo, me cuesta escribir una buena carta de amor, para Mi Amor. a veces soy mejor con las palabras en voz alta.
muy lindo lo que escribiste, como siempre.
me inspiraste un bastante. GRACIAS!

Bea dijo...

¿No habías visto aún 2046? Podías haber esperado al viernes y verla juntos en Caja España, mira la que echan el martes, yo es la que quiero ver.

Pérfidos besos.

Laura dijo...

Eso de que no vale la pena contarlo... Tengo mis dudas.
Qué cierto es que cuando el amanecer nos sorprende apaga el fuego que la noche generó. Está amaneciendo muy pronto en los últimos días y no sé si eso es bueno.
Un saludo

mj dijo...

Pues yo escribí cartas, cartas que tiemblan siempre, cartas que a nadie hubiera parecido cartas, a las que no le siguio ni vida ni muerte...
Muy bueno compañero
un beso
mj

una vida lo que un sol dijo...

muy lindo y muy tuyo, creo.

quizá ésta sea una muy bella carta de amor.

marisa dijo...

La poesía , la palbra nos salvan del naufragio, transforman nuestro dolor en belleza y lo lanzan al viento para que otros se identifiquen con él y lo hagan suyo. Hago mío tu dolor, poeta.

cristal00k dijo...

Las palabras y todo, tienen fecha de caducidad en este Universo, Roberto. No importa por donde comienzes las cartas, tu escríbe, escribe, escribe... las palabras te quieren amigo.
Besos.

YO dijo...

mmuaaa

Sara M. dijo...

repito:
muuuuaaaa

Noriako Agashashi dijo...

T____________________T

Dolor, angustia, lágrimas silenciosas y una voz quebrada en forma de palabras que cuentan en una carta algo que va más allá de entre líneas...

T__T Preciosa entrada.

Felicitaciones, se te quiere,

atte.

Noriako.

Lucina dijo...

Sí, las palabras tienen fecha de caducidad, pero escritas sujetan los sentimientos más intensos..
Que bonito escribes, con ese tinte de melancolía
Te he agregado a mis recomendados, con tu permiso.
Un beso

ana. dijo...

Es verdad,compañeromío, melancolía y otros asuntos no vale la pena contar... y creo que la noche suele ser la mejor destinataria de nuestras cartas de amor.

Besos del otro lado

Gabiprog dijo...

No hay orden ni concierto en los instantes donde los renglones de una carta inspirada brota sin control. Basta dejarse ir en esas líneas!

Un abrazo.

charlotte dijo...

muy lindo!, tus palabras siempre me dejan una sensación de gratitud, con vos. M eencanta leerte Roberto, tus paisajes, tus noches, son hermosas y deseadas, un abrazo grande poeta.

Pd: 2046 compartió años de mi vida, es una pelicula que me gusta mucho y además se trenzo a mis lunas, a las tablas y a mis letras, un beso grande. Sabes que ya te quiero?

BUENAS NOTICIAS dijo...

Roberto, me encanta esta carta de amor que empieza a escribirse por el final. El final que puede ser también el principio, ¿por qué no?
Un abrazo

BUENAS NOTICIAS dijo...

Por cierto, justo he enviado el comentario y me he quedado pensando en eso de que las palabras tienen fecha de caducidad. Y me da la sensación de que no son las palabras las que caducan, pienso, más bien, que somos nosotros los que caducamos. Caducamos en los brazos de la persona amada, en sus caricias, en sus besos. Aunque mi esperanza es que no siempre sea así....

Ana Gabriela dijo...

Roberto compañero , llevaba dias alejada de la pc y...encuentro esta maravilla .
Me encanto un abrazo enorme

Luar dijo...

Siempre nos queda algo por decir...
Abrazo!

una vida lo que un sol dijo...

yo también espero tus post, Roberto, aunque ahora casi no hablamos,...

besos.

PD: quiero ver la peli, 2046.

Roxanne dijo...

"Siempre te querre..." después de eso lo demás no vale la pena relatar, porque los besos, las caricias, las miradas, la sensación del rose secreto de las manos no se pueden escribir...

Hermosa carta de amor...

Roxanne

Bel dijo...

Esto es una carta de amor, Roberto, es una carta de amor y no sé qué más decir. Muda me has dejado. Sólo repetir: es, es, es...
Un abrazo.

Virginia dijo...

No es demasiado placentero sentarse bajo ese árbol... Saluts.

txe dijo...

usted cree que 2046 es una película erótica, como dicen los de El País?

Vidita dijo...

Carajo! no he visto esta peli...

Pero la amorosa carta es maravillosa :)

Nada es para siempre, me recordo el libro de "la Maquina de follar"

Mil besos con cortos circuitos

una vida lo que un sol dijo...

que me he enterado de que la peli no es erótica, pues vayaaaa, ya no la veo... qué chasco:P

muas!

tomatita dijo...

El verdadero significado, que para mí es el verdadero amor, siempre está en los detalles, y eso lo sabe bien Wong Kar-Wai, que es el maestro de las pequeñas cosas...no hay amor sin que el más mínimo gesto se convierta en el paso de baile de tu vida.

Gracias por todo, querido Roberto, lo tuyo es un tango que se baila despacio.

Te abrazo.

gaia56 dijo...

que bueno el momento en que se decide explotar y escribir esa carta de amor que desborda... aunque sean lágrimas. Siempre amanece.
Saludos

medio cobain dijo...

decir que las palabras no tienen fecha de caducidad, antes de olvidarlas las escribimos porque la memoria sí es caduca.

me quedo con ese toque irónico que utilizas

salud-saludos

Jeanne dijo...

Me encantan las dos peliculas que has elegido para acompañar tus textos.....son magia pura en lento movimiento.

Un saludo.

J