martes, 3 de junio de 2008

ALTERCADOs POÉTICOs DEL SUBCONSCIENTE

Hace tiempo mis sueños eran de una creatividad brutal (necesito volver a soñar con esa intensidad). A todos esos sueños, que nada más despertar llevaba con sumo cuidado a mi libreta, les puse la etiqueta de "Altercados poéticos del subconsciente".
Hay va uno, a quemarropa, con legañas y a regañadientes. Entre las sábanas os doy los "buenos días..."

Hay detectives con zapatos de domingo
por los campos de barro
que abarrotan mis sueños.
Buscan al asesino
que suministró
pentotal cristalizado
en las arterias enamoradas
de Marilyn Monroe....

4 comentarios:

lo que queda por vivir dijo...

zapatos de domingo pisando el barro... como pisar los charcos descalzo.

qué gozada.

Que sueñe siempre usted.
muas!

La cónica dijo...

Cuando yo era pequeña, de mi casa se iba a todas partes por el barro. Los zapatos de domingo se hundían, a veces, un poco más que el grosor de la suela. Y antes de entrar al cine o al tren cogía un pañuelo y rebañaba el barro. Pero siempre quedaban restos como de chocolate, que me delataban a gritos, diciendo que en mi calle no había aceras.

Da dijo...

Hoy me he dirigido a la piazza di Spagna con la música de Amy -puesto que los Manic Street Preachers me siguen evitando-, me he tomado un helado en las escaleras, a la sombra de una intimissimi, y he simulado limpiar las botas a mi contacto mientras me desvelaba que el pentotal no tuvo nada que ver en la muerte de Marilyn, sino las artes de un tipo siniestro y enfermizo, antes conocido como el doctor Rebil. Seguidle la pista.

Roberto dijo...

Si, el doctor Rebyl tuvo que ver algo en lo que ocurrió aquella noche...

Pronto saldrá de su escondite y dara la cara.

Los manics te piden perdón por evitarte...un abrazo