martes, 9 de febrero de 2010

el cuadrilátero dionisíaco

No sé que coño me pasó esta tarde...



La forma de empuñar un lápiz en las horas limítrofes de la noche
dice mucho de ti/
Recuerdos intrauterinos
amarillentos
bajo el hidrógeno sucio/
Aprietas los dientes/ sangra el lápiz parturiento
y las palabras huecas que nacen
mirando al mundo de reojo/
A esta hora/
en esta deriva deliciosa/
sueñas con Vals centroeuropeos
que acaban en tragedia/ feroces guerrilleros
de la escritura/ y alguien (un instante antes) profetiza:
Todo el mundo al suelo…!
Ha servido de muy poco
reclutar
metáforas en el lado violento de la ciudad/
Un ángel adolescente
con una pistola del calibre 33
apunta al derviche vertiginoso (que soy)
en la sien irreprochable de mi rebeldía…

16 comentarios:

BLAS dijo...

Con tu permiso, voy a seguir buceando por tu blog.
Acabo de comenzar un paseo por él y la verdad, es que me gusta.

Saludos blasianos.
Espero que no le importe mi visita.

Espérame en Siberia dijo...

Yo tampoco sé qué te sucedió esta tarde, ¿quieres contarme, my love?

Un abrazo inmenso, que te inunde el alma.

¡Muá!

Jota dijo...

¡Qué grande eres, y cada día más!

palabras huecas que nacen
mirando al mundo de reojo...

Un ángel adolescente
con una pistola del calibre 33
apunta al derviche vertiginoso (que soy) en la sien irreprochable de mi rebeldía…

Lo dicho... ¡grande!

Aire dijo...

Me encantó, este especialmente, "sueñas con Vals centroeuropeos que acaban en tragedia", me encantó

eltauromquico dijo...

¡Dispara! ¡Dispara! un 33, dos 33

Laura dijo...

Esta tarde ese ángel me ha disparado,te lo aseguro. Hay tardes en las que el arsenal de revoluciones se inunda y la pólvora se nos estropea.

Un saludo

MaLena dijo...

terribles palabras brotaron de tu alma en noche de desvarío

y voces desafinadas cantan:

"y recuerda que
jazmines en el pelo y rosas en la cara"



te abrazo largamente.



M.

Lucina dijo...

En estas horas, a la deriva silenciosa en su más exquisita existencia, me refugio entre tus versos.. porque sabes? yo tampoco sé que me sucedió esta tarde, o quizás si..

Un beso

Gabiprog dijo...

La oscuridad y el insomnio actúan a veces de malévola musa, el tránsito de las palabras deja rastros rojos, pero el escribiente prosigue noche tras noche, conoce y no olvidará los placeres de cada alba.

Feliz fin de semana!

medio cobain dijo...

eres un máquina tio, imagino a un poeta mirando alrededor y de repente se agitan los brazos armados con un cazamariposas. zas-zas. los colores en la red y otra vez zas-zas, pero esta vez los colores en el papel. escribe, tio, escribe.

salud-saludos

Noviembre dijo...

intensa marabunta de palabras, las tuyas... me entran ganas de "empuñar un lápiz"...

NoSurrender dijo...

Me temo que mi rebeldía sí es reprochable cuando a esas horas de la noche no miro al mundo de reojo, sino que me hundo en él y cambio el vals por el tic tac de un despertador en cuenta atrás hacia una oficina que me vacía.

Salud!

Espérame en Siberia dijo...

¡Qué hermoso, cariño! Yo desperté oyendo una banda mexicana de jazz, muy buena. Y es que era el festejo de 10 años de la única estación de radio de mi país que toca puro jazz, y estuvieron de manteles largos todo el día.
Me habría encantado estar ahí en vivo y a todo color, pero no se pudo.
En fin, un abrazo inmenso, mon amour.

Muá.

Basurero Usurero dijo...

Y Dionisios, qué fue de él. Suerte.

Perfecto dijo...

Siempre hay extrañas noches, y esta mas extraña que nunca: ha dado a luz un poema muy muy redondo.

Un abrazo.

Ye. dijo...

wow..