martes, 27 de octubre de 2009

INFINITUD



Leyendo a Rodrigo Fresán


Relees a Pound descalzo sobre una tumba vacía

Amas todas las cosas

recluido en “la enana blanca”

que alumbra a los primitivos perros del invierno

Y los años luz

Que legitiman

La voracidad de un poema

que empezó por tu corazón

y se perpetúa en otro ser

allí arriba

en “el fondo (deslumbrante) del cielo”…

17 comentarios:

una vida lo que un sol dijo...

Guau!!!
Preciosoooooo! me encanta. Infinito, desde luego. Y recién salido del horno, creo. :P
beso.

Jota dijo...

Los (buenos) poemas siempre viajan, van de mano en mano, de corazón en corazón, de cerebro en cerebro.

Cynthia dijo...

Eterno mi querido.

muakkkkkkkkkkk

besos muchos poeta...

:)

Gabiprog dijo...

Sentirse pequeño puede ser positivo, tiene olor a renacer esa perspectiva.

:)

ana. dijo...

Precioso homenaje, Roberto. Cualquier escritor estaría felíz de que un libro suyo haya dictado en el alma de un poeta esta preciosa "infinitud"

¿es de verdad tan bueno "El fondo del cielo"?...no leí nada de Fresan

un beso.

reina dijo...

"un poema que empezó por tu corazón y se perpetúa en otro ser"
Qué frase hombre, qué frase....!!
Un beso grande poeta...!!

gloria dijo...

Ay, querido poeta, ¿puedo? Me voy a atrever, con tu permiso, a poner aquí un fragmento pequeñito para ti de "Vidas de santos":

"Escribo todo esto en un cuarto del Sagrado Hotel de Todos los Santos en la Tierra. En un lugar llamado Canciones Tristes que ­no, ni siquiera intentes buscarlo: ha escapado a la mordaza de los mapas y los sextantes para aparecer y desaparecer, aquí y allá, en diferentes playas del planeta dejando tras de sí la insuficiente espuma de las preguntas"

La prosa de Fresán me maravilla por sus continuas evocaciones y tú, como no podía ser de otra forma, querido poeta, vas más allá con esta "infinitud" que le dedicas, con este poema que "alumbra a los primitivos perros del invierno" y nos alumbra a nosotros, hoy, ahora, y siempre.

Te mando un beso, siempre rebelde, poeta.

Aire dijo...

"descalzo sobre una tumba vacía", genial

nsK dijo...

Un compañero de curro, después de haber visto Gladiator, aprovechaba cualquier ocasión para utilizar cierta frase: "todo lo que hacemos tiene su eco en la eternidad". Creo que para él solamente era una frase bonita y sin demasiado significado, pero tal vez lo tenga después de todo.

Un abrazo.

medio cobain dijo...

no sé, pero me hizo pensar en lo perdido.

salud-saludos

Noriako Agashashi dijo...

Hay pocas cosas que duran para siempre. Haz que valga lo que quieras que siga hasta la eternidad.


Atte,

Noriako A.

Ursula dijo...

Roberto...

"La voracidad de un poema"

no sé porque me quedo en ese verso...

Precioso!!!

beso!!

Susana dijo...

No alcanzo el código, pero sí el espejismo. ´Podría detenerme en cada verso, para contárselo a mi alma en las noches de tumbas vacías en las que parezco faltar yo. Pero hoy, en este momento, cuando arranca apenas el día, regreso ilimitadamente a "los años luz/ que legitiman/ la voracidad de un poema". Masticaré (vorazmente?) estos versos durante buena parte del día -ese chicle que me regalaste sin saber-, esperando no digerir para que permanezca verso y asombro.

Besos, amigo!

Irene Olmo dijo...

Buenisima foto para ilustrar tan cósmico poema, me relaja y me transporta a millones de años luz...un poco como una consciencia cósmica. Me recuerda el poema un poco a "El hacedor de estrellas", si Stapledon hubiera escrito alguna vez poesía en lugar de prosa, pero la atmósfera es parecida... ^^

RMC dijo...

Excelente verso lo acompañas con una impresionante imagen, un placer leerte.

Feliz semana
RMC

Lucina dijo...

Intensamente bello, como el infinito cielo.

Un beso

Ana Muela Sopeña dijo...

Fabuloso poema, Roberto.

Me encantó

Un beso
Ana