viernes, 1 de mayo de 2009

VARIACIONES ( La noche y sus criaturas)

Travis camina solo por aquella calle repleta de cines X. No levanta los ojos del suelo. Le quedan restos de pizza en la mirada, una mirada salvaje que se pierde por los colectores tristes de la ciudad. Y siento náuseas al verlo. Con un pié en la intemperie y otro a un millón de kilómetros del mar. Mírate Travis Bickle, bebiéndote tu propio odio entre traficantes de droga y proxenetas. Tu taxi amarillo atraviesa la oscuridad y tus lágrimas empañando el retrovisor. Nadie te echará de menos en el barrio cuando te hayas marchado. Acaríciate la araña que te sale de los labios. Allí es donde debes empezar a buscar, para aprender a desconocerte.

Eres un toxicómano del desconcierto. La deshabituación a las sustancias peligrosas que te regala la poesía del calibre veintidós hace tiempo que dejó de interesarte. La violencia es demasiado cara como para comprar el silencio de tus víctimas (…)

Monta el revólver de 20 pavos en unos pocos segundos. Vuelve a desmontarlo una y otra vez. Escribe en sus muescas un jodido poema de amor (aunque no tengas ni la menor idea en que consiste eso del amor). Un poema con embarcadero, con tartas de manzana y desayunos en la cama. Un poema donde aparezca un policía amable que te ofrezca fuego en un burdel luminoso donde no puede entrar tu desesperación. Sé que esas cosas solo pasan en las películas, pero tú llevas atrapado en una toda tu vida (…)

Travis entra en un cine para pasar la noche. A fuera empieza a llover, y alguien escribió en el cristal del taxi amarillo un “te quiero” por error. El amor y las hienas rivalizan por un segmento de anochecer…

17 comentarios:

gloria dijo...

Aprendiendo a desconocerme

Busco la condenada palabra
que tú quieres para
desoírla después mañana.
Retuerzo mis límites
de inútiles silencios,
y quiero subir al taxi de
tus esquemas
pero no me cobrarías la carrera,
ni siquiera me llamarías muñeca.
Si pisases el maldito acelerador
que descompusiera mi
estúpida existencia
y me dijeras de una vez
si realmente estás dispuesto
a desconocerme.

(escribo, escribo, escribo... para qué)

Un beso, poeta, un beso enorme.

Bris! dijo...

sinceramente me encantó el final




a veces pienso que un simple gesto q vemos por ahí, en cualquier lugar, nos transforma todo, hasta las puntas del pelo...



me encantó,



como siempre

BUENAS NOTICIAS dijo...

Joder, me has dejado impactada. Me ha encantado pero cuánta dureza refleja este texto. Dureza de su vida y dureza al juzgarla.
Me surge, sin embargo, una pregunta, ¿hay alguién que no esté atrapado en su propia película?, ¿es posible, de hecho, escapar de ella? Lo pregunto, aunque creo que sí es posible, con gran sinceridad y trabajo...
Un beso, Roberto, y felicidades por este texto que parece sacado de una película de cine negro de las antiguas, de las buenas...

Noriako Agashashi dijo...

....Boquieabierta me he quedado...

Un escrito profundo, que muestra una realidad chocante -por decirlo de alguna manera-...la cruel realidad de esta vida y sus reglas...entre muchos otros...*^*

ya me voy...cuidate muchoo! que estes bien.

atte,

Noriako A.

Lena dijo...

Parece escrito sobre el hielo con un puñal...

Roberto, Roberto...qué buen texto...

Dos imagenes impagables: acariciar la araña de la boca y las hienas y el amor batallando por la noche...

Disfruto tus letras...como una enana...

(Meanwhile...¿has comprado provisiones? ¿cerveza, panchitos, jamón, pan, queso etc? Hoy es nuestro día, Rob! Te oiré y me oirás gritar de felicidad cinco veces!!!! A por ellos!)

besos al poeta más guapo del universo!

NoSurrender dijo...

Oh, qué gran película nos traes, Roberto!

Travis es el desasosiego expuesto al horror de la sociedad, sin la anestesia que tenemos los socializados. Sólo un loco inadaptado y acabado puede intentar algo por salvar a una niña del abismo de miseria y dolor al que la sociedad le arrastra.

Qué grande Scorsese!

Salud!

Gabiprog dijo...

La noche prosigue coleccionando sentimientos abrazados en su penumbra.
Emociones e impresiones personales e intimas, los que habitan en ella pasean por sus fauces, no necesariamente con peligro, pero sí buscando un descanso.

rodri dijo...

texto que arde de amor y odio com una combustión espontánea que arrasacon todo...
ABRAZOS, compañero.
Tonight is th night...

Aire dijo...

Travis se cruzó conmigo anoche, yo llevaba ya dos copas y sólo atiné a mirarlo de pasada.

Gracias por pasar por mi blog! Gracias por poner cara de gilipollas leyéndome, creo que es lo más grande que me han dicho nunca!

marisa dijo...

el final es impactante. me gusta mucho, es visual y emocional, y se queda en el alma y en la retina. Un abrazo

§♫*€lisa*♫§ dijo...

la noche cobra sus peajes a quienes la transitan...

muakis de luna

charlotte dijo...

me encantaron los dos finales, la poesía justa para el texto,remates excelentes. El último final de por sí solito, es una delicia! Un beso grande Roberto, ay como me gusta leerte!

ana. dijo...

"el amor y las hienas" rivalizan siempre...y yo diría que en más de un segmento del anochecer.

abrazo, compañero.

una vida lo que un sol dijo...

"escribe un jodido poema de amor" aunque no sepas qué es el amor... qué lindo Roberto

besos para vos.

Cordelia dijo...

es inmensamente triste no conocer el amor y más aún es saber que existe, que debe estar en algún lado, habitar alguna noche, pero nunca es tu noche

¿no crees que muchas veces todos somos toxicómanos de nuestro desconcierto?

un beso

cynthia dijo...

Me has halado, un gusto amargo y triste, una verdad tan clara y uns suspiro atragantado.

muy bien armado mi querido.
Me voy con lágrimas en los ojos, sinceramente, tu relato me ha tocado el corazón.

besos muchos.
cariños.
muakkkkkkkkkkkkkkkkkkk

Virginia dijo...

Yo tambien estoy perdida. Compañero.