jueves, 5 de febrero de 2009

Poeta, el oficio de las imposturas...

"The Singing Butler".- Jack Vettriano

Ha llegado la hora, oscurece y los poetas salen de sus madrigueras. La ciudad está vacía, hace unas horas que los hijos de la noche campan a su antojo por las calles. Parques, cajeros automáticos, la última fila de un cine, la terminal abandonada de una aeropuerto, cualquier lugar es bueno para retomar nuestro sueño donde lo fuimos dejando unas pocas horas antes.
Cualquier tratado de psicoanálisis que se precie, habla de los poetas, como esa especie de individuos que domina a la perfección el arte de sabotear la realidad. Allí donde hay una huelga feroz contra la tiranía industrial del sentido común, siempre existen panfletos rimados con la belleza de un “haiku”, o piquetes incontrolados que recitan a Gil de Biedma tumbados entre las barricadas. La mayoría desertó de la poesía hace tiempo, pero aún quedan unos pocos dispuestos a morir soñando. No los subestimes, son pocos y vulnerables, pero no tienen nada que perder.
Es probable que los altercados comiencen ahora mismo, así que es mejor que experimentes el vértigo de la quimera que vive desde hace siglos en los urinarios públicos del paraíso. Ellos(nuestros poetas) nunca te decepcionarán. Son agitadores profesionales que vienen a reventar la coreografía de este pequeño puñado de sueños...

28 comentarios:

marisa dijo...

Un texto maravilloso un bello alegato en defensa de los poeas como tejedores de sueños, utopías y quimeras...Y no como mercaderes al mejor postor, carne de editoriales y laureles. Muy bueno Ricardo.

gloria dijo...

Lo describes con tanto sentimiento, Roberto, que te confundirán con un poeta ¿o lo eres? Claro que lo eres, y no nos fallas jamás con tus imposturas llenas de belleza, en los rincones del sindiós que nos rodea...
Sólo puedo aplaudirte, y seguir leyéndote siempre...
Un abrazo.

ana. dijo...

...es verdad, compañero del otro lado del mar, no tenemos nada que perder. te abrazo.

Lena dijo...

Creo que sí...que agitadores es la palabra exacta.

Orgullosa de...

:)

Como tú.

Estoy segura.

Ocho mil besos al agitador más guapo de V.

Maria Jesús Rodríguez Melero dijo...

Hola Roberto!
Me gusta lo que escribes, pero discrepo.
Tenemos algo que perder: el miedo.
¿Que hariamos si no tuvieramos miedo? ¿Cuantas cosas dejamos escondidas auyentados por el vaho asqueroso del temor?
Demasiadas!!
Un abrazo poeta mio!

vraiment chic dijo...

Escribes rojo sobre negro y todo está tan lleno de sombras, tan falto de luna, que se diría que son vampiros y no poetas, que se alimentan del pulso, que se apoderan de los latidos, que roban la vida a los viandantes y la derraman sobre las consignas de las causas perdidas.

Un beso!

la inkilin@ dijo...

Te apetece un café?? después de tu lectura nada mejor para acabar el día

Buenas noches Roberto

Bea dijo...

En este mismo cuarto tengo la postal del "The Singing Butler" de Jack Vettriano que compramos en la estación de Glasgow, y sabes, acompaña tan bien a tus textos como a los de Bolaño. Un beso enorme Rober!

mj dijo...

Es cierto Roberto, nunca me decepcionas... Sólo los poetas como tu y algunos más son capaces de escuchar y traducir las notas de un inmenso canto que fluye sin alto ni bajo, que se desliza con el vértigo de un sueño que surge, rugiendo como un tigre, del fondo de los tiempos y que muy pocos se atreven a soñarlo...
Besos siempre
mj

rodri dijo...

desde la coreografía del silencio un abrazo compañero...

Roberto Esmoris Lara dijo...

Los surrealistas franceses solían ridiculizar a los poetas románticos como "seres que fingían morir"...Es sabido que aún en esa epoca y hasta nuestros días la mayoría finge vivir...¿Qué corazón hubiese sobrevido a las lucha heroicas de los pueblos sin Martí, Hernández, Marcos Ana, Guillén, "Las coplas de Juan Panadero"...etc., etc.?
Este texto es casi un manifiesto, compañero, muchas gracias y un abrazo bien abrazo!!!

REL

nsK dijo...

la lucha contra la coreografía siempre resulta refrescante. Esos poetas de los que hablas nos ayudan a redescubrir el sentido de tal lucha. Los necesitamos.

Bel dijo...

Estoy de acuerdo con Marisa, hermoso texto, bellas y poderosas imágenes "la terminal abandonada de un aeropuerto" pero no del todo contigo sobre el piscoanálisis: los de verdad, los que sabían (no esos embaucadores blandengues y azucarados que se hacen oír hoy en día y que, además, no son psiconanalistas), Freud y Lacan, siempre afirmaron que el poeta iba por delante de ellos, era el único capaz de alcanzar lo real.
Un abrazo.

María dijo...

Bello, bellísimo...puedo salir contigo a sabotear la realidad y morir de sueños?

BESOS ROBERTO

Gabiprog dijo...

Siempre nos conviene a la medianía de alguien que nos sepa zarandear!!

Por cierto, el aire de esta entrada me ha hecho sonreir!!!

:)

Buen fin de semana.

Gabiprog dijo...

Esa pintura podría inspirar varias novelas...

La Maga Gris dijo...

La vida seria una triste maquinaria sin los poetas. Y ni siquiera eso, porque la tristeza la inventaron los poetas como catarsis ante la pasión que luchaba en su interior y que necesitaba desbordarse.

Preciosa defensa.

Un saludo

La Maga Gris dijo...

Lo releo... Me vuelve a cautivar...

Qué grande. Larga vida al cronopio.

cristal00k dijo...

Lo que tu eres es un Máster de Másters. Y que se jodan las editoriales.
Besos maestro.

charlotte dijo...

Roberto: me adhiero a tu texto-manifiesto, ya ves hay cosas que uno escribe que no se pueden controlar, sin poesía el mundo está perdido. Abrazo desde el alma.

NoSurrender dijo...

Como decía García Calvo, ¡Contra la Realidad!

Salud!

una vida lo que un sol dijo...

los habitantes de la disidencia...

los que hacen arte con los sueños y lo regalan

sin su estela, nada somos,....

besos bambino y gracias por tus palabras siempre.

y qué cuadro tan bonito!

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Ellos(nuestros poetas) nunca te decepcionarán. Son agitadores profesionales que vienen a reventar la coreografía de este pequeño puñado de sueños... "

Menos mal que no me considero poeta. Entre otras cosas porque en esta tierra para ser poeta, ho se muere en la treintena... o hay que ser un poquito gay (es exageración, ya lo se). Pero la verdad yo ni una ni otra. Por muchas ganas que tenga de verle la sotana a San Pedro, y por muchos amigos gays que tenga.
Un saludo.

Pijama.- dijo...

Saldré a caminar esta noche, quizás me encuentre con algún poeta que quiera dar una vuelta conmigo :)

Elisa dijo...

Roberto, eres un verdadero poeta. Tu texto me recordó que -cuando trabajaba de noche- al volver a casa y ver las calles vacías encontraba una serenidad redonda para poder escribir. Me ha fascinado esa definición de "saboteadores de la realidad"...
enhorabuena y un besazo enorme!

berenguela dijo...

quién pudiera ser poeta en estos tiempos donde el alma se desvía.. Tu afecto por los poetas es una muestra del que llevas dentro.
No lo pierdas

germinal dijo...

<<...aún quedan unos pocos dispuestos a morir soñando. No los subestimes, son pocos y vulnerables, pero no tienen nada que perder...>> muchos prefeririamos morir soñando de no ser por los poetas que aun nos llaman a sabotaer la realidad, haciendola así algo menos abominable.
No me queda mas que sumarme a las loas anteriores,un nebuloso momento de claridad.

Ana Muela Sopeña dijo...

Fabuloso texto de prosa poética, Roberto.

Los sueños...no se pueden perder y la poesía es un refugio contra la deshumanización y la pérdida de las utopías.

Me encantó

Enhorabuena
Un beso
Ana