martes, 19 de agosto de 2008

Ni uno más ni uno menos

23 canciones y un Jumbo despega repleto pasajeros.
La noche, las estrellas y un circo luminoso
debajo de la higuera.
23 palabras que se adormecen
por los efectos intravenosos del Vodka
jugueteando entre la nieve.
23 dudas
antes de darte un beso.
23 oraciones sin un dios
al que conectar el polígrafo
bajo las uñas de cristal.
La noche, las estrellas y un circo luminoso
debajo de la higuera.
23 gotas de lluvia
y un jumbo repleto de japoneses que agujerea las nubes.
Con la última turbulencia, un pasajero
sufre una combustión espontánea
(ocupaba el asiento número 23).
El relente que viaja con los pájaros
desconoce el protocolo de incendios.
23 versos que se van comiendo por los pies
a una noche negra de puntos suspensivos...

4 comentarios:

una vida lo que un sol dijo...

hay que ver lo que da de sí el 23! es un número especial... (yo nací un 23, jiji)

tu poema merece 23 elogios, por lo menos.
al leerlo experimento momentos de turbulencias y momentos de dulzura.

por curiosidad...
dónde ha estado usted?
yo creo que ha estado algún tiempo agujereando las nubes...

besos de ida.
espero que sean de vuelta.

muas!

Roberto dijo...

signorina!!! gracias por tus elogios...

he andado de aqui para allá, estuve en san sebastián, unos dias aocjonantes, en san sebastian otros poquitos, y luego me fui a ver a unos amigos de Almazán en Soria que me han tratado muy muy bien...
Queda una pequeña escapada a Lisboa!

beso de vuelta!

Roberto dijo...

queria decir barcelona, despues de san sebastián, ya no sé ni lo que digo...

que dura es la vuelta

La cónica dijo...

Quiero tumbarme debajo de la higuera
y pedir deseos a los aviones
cuando pasen

quiero
escuchar los restos, lo que queda
de palabras
vencidas por el vodka
y por el frío

quiero
que un beso
húmedo aún
nacido de la duda
viaje de boca en boca

quiero también
coger a dios en un renuncio
quiero ponerle la cara colorada
quiero regar mis dudas
y alimentar los versos con la noche
de otros versos
de veintitrés, esta vez
y esta vez, tuyos.