jueves, 26 de enero de 2012

la danza ebria

Fotografía de Elliot Erwitt.

Me gustaría amar a todas las bailarinas
de Toulouse Lautrec
al mismo tiempo
hablar con ellas
en una lengua muerta
contar con pelos y señales
en su piel
la avalancha del amor
cuando  
a la luna le arden las vísceras

musicales diosas del vértigo y la pausa
mariposas blancas
clavadas en el alfiler del entomólogo 

me gustaría
hacer con su rizador de pestañas
rasguños
en la lluvia
mientras la poesía
busca cobijo
en centrales nucleares abandonadas

pasear por París
cuando el absenta
es un réquiem
sobre ataúdes de cristal
y la fiesta sin fin
muerde
las manos de prostitutas sin dueño

es silencio 
esquilmado su danza imposible
sobre la mesa manchada de hachís
y cuando la ciudad no termina de expirar
necesito
un copa con el fantasma de Toulouse Lautrec
en el suburbio precario de su oscura ciencia      

le miro…me mira
ellas nos miran…
es la última manera de la sangre 
el vino   
que brota de nuestros ojos   
cuando las palabras nacen
condenadas a la extremaunción…    

16 comentarios:

Noelia Palma dijo...

yo también amaría a las bailarinas de Tolouse Lautrec...
y a los escritores como vos los odiaría, no podría ser nunca, de otra manera, porque pff son tan buenos, que provoca quererlos y odiarlos a la vez!

un abrazo

Eleanor Smith # dijo...

Roberto: hay que ser bailarina sí o sí? tengo escasos, muy pocos conocimientos de baile (mi hna en cambio sí es bailarina clásica).

Vos me decís palabras increíbles a mí, pues que tengo que decirte yo entonces? No me alcanza el espacio.

Un beso o 2 #

esa de afuera de mí dijo...

ay! este mago poeta que sos!
salen estrellas y tornados de tus palabras, de tus versos.
quedo ciega y muda de tanta belleza...
y esto:
contar con pelos y señales
en su piel
la avalancha del amor
cuando a la luna le arden las vísceras.

wow!
sé, lo sé, que la avalancha me va a traer a este poema una y otra vez.

besos infinitos.

eMiLiA dijo...

¿Hay espacio para una más en esa noche parisina de fiesta sin fin?
Hace demasiada cotidianeidad del lado de acá. No me vendría nada mal una estadía en un cuadro de Lautrec.

Abrazo, poeta!

VivianS dijo...

Es tan bonito leerte Roberto, todo gira en estados de ánimo, se acopla al instante y creemos estar en él. No es que sea conformista ehh, es que oscilas y como a veces no sé para adonde agarrar (en mi vida) y me digo”ay, que bien me pega este escrito, aunque yo amaría a los bailarines”
Espero estés bien.
Un abrazo grande

Anónimo dijo...

querida marilyn de papel y grapas
que rizas los vientos con escarcha y willy wilder
te vistes de blanco y tientas mi pared agotelada y llorosa
chanel te desnuda y juegas con el 5 en tu coño
alcoholizando la piel que dibujas cada mañana
esperas a godot sentada entre barbituricos y clínicas
diamonds are not your best friends mientras te rodeas de lazos y sogas
hasta que cae la noche
y en silencio, bajo los fluorescentes de neón de tiffanys dibujas collares que seccionen tu frente marchita
revelas mentiras en sepia y te rebelas frente al espejo esperando resucitar de entre los vivos
me ofreces tu cabellera oxigenada en bandeja de yokanaan
y yo, torpe de mí, sólo pienso en bailar salométicamente alrededor de tu cueva
para , al día siguiente, dormitar y olvidar sobre el diván.

Sarco Lange dijo...

Amarlas y amarrarlas en un sadismo tan sincero como lujurioso. Voltearles las cenizas en sus próximos sepulcros.

Grandioso.


pd. estos versos "mientras la poesía
busca cobijo
en centrales nucleares abandonadas" me dejaron con un hipo rebelde, y no sé cómo se sale de esto. Maldición.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Condenas que llevan a la extremaunción...

Saludos y buen fin de semana.

Lila Biscia dijo...

te dejo esta exquisitez, para decirte que volví, y que volví a estremecerme...

http://www.youtube.com/watch?v=h18PxdqsnlY&feature=related

besos.

María dijo...

Miradas que llegan, que se convierten en danza, en música de vida, de palabras, de tiempos ...

Me encantó tu blog.

NoSurrender dijo...

Me temo que París ya no tiene esa sexualidad de prostíbulo amable. Una lástima

Supersónica Lunática dijo...

Sabes? Tus palabras me han hecho recordar una frase que me dijo un amigo el otro día. "Tú no me follas, ni me haces el amor". Y yo le pregunté, "¿ah no?" Y él, ante mi sorpresa y mi tono irascible contestó: "tú bailas sobre mí". Ains...

JOAN dijo...

Simplemente genial... seguramente el poema tuyo q más me a cautivado!!

Las calles de Paris, el sabor de mujeres sin dueño, la noche y todos estos ingredientes me transportan a esta misma emoción callada, a este mismo sentimiento!

No dejes de regalarnos poesias como esta!! 1Abrazo fuerte!!

Laura dijo...

Qué escalofriante descripción del París de Toulouse-Lautrec.

un placer leerte.

mareé dijo...

increible!!! me has teletrasportado momentaneamente al moulin rouge :) gracias!!!

mareé dijo...

Increible!! me has teletransportado por un momento al París del Moilin Rouge... :) merci!