domingo, 10 de abril de 2011

san francisco




“Ufarayá” se oía en las calles, se vertía en las aceras. vacío el hoyo intravenoso donde los dragones arrancan la sordera del fuego. el ácido lisérgico.  el pozo. la fosa común de los tranvías de San Francisco.

“Ufarayá” gritaban los afroamericanos, esos nietos trágicos de Jesse Owens.
“Ufarayá” prorrumpían los de la hermandad aria, sudorosos y soñando con la entrepierna mágica de Leni Riefensthal y con la inmaculada campiña prusiana.

“Ufarayá” “Ufarayá” vociferaban los poetas beatniks, los chaperos llegados del medio oeste, los agentes de seguros prejubilados. Los versos manchados de apóstrofes, la sangre que bulle en las circunferencias. el líquido amniótico en la placenta sombría donde los hijos de Janis Joplin repiten un mantra hasta el infinito:……… el aullido (violento) de los que follan bajo la intemperie...

9 comentarios:

Noe Palma dijo...

uuuffff... me tocó el adentro...

abrazos!

Gitana ♥ dijo...

Todo era un solo grito ,
y aguien se detuvo a escuchar
si Dios se hacía el sordo ?

Lila Biscia dijo...

uf! wow! brillante!
me quede sin palabras...
te aplaudo.

beso grande.

L.

Aire dijo...

me aprieto en el abrigo y doy pasos rápidos para llegar hasta ti, me inquieta tu ciudad al tiempo que me fascina

medio cobain dijo...

Los ácidos
Sueños que no son (aun tan reales)
De los de ojos despiertos.

salud-saludos

eMiLiA dijo...

Habrá que ir a visitar San Francisco.

¿Qué libro de Chéjov?
Me dejaste con la intriga.

Abrazo!

Paty dijo...

Habrá que ir ahí para saberlo, a ver si también me inspira a escribir de esa caótica y excéntrica manera.

Saludos ;)

Jeanne dijo...

Pues yo no se que decir, que le vamos a hacer.....

He intentado buscar el significado de Ufarayá y he terminado en una web que seguramente está bajo vigilancia de algún servicio secreto.

Ahora yo también estoy vigilada
Ahora tu también estás vigilado


(Desvarío en Mi Bemol. Allegro)

J.

Lucina dijo...

bajo la intemperie,
se siente hasta el sonido del rocío...

un beso