martes, 29 de marzo de 2011

La última dadaísta



Fotografía de hace un par de días dentro del Cabaret Voltaire (Zurich)


era la camarera del cabaret Voltaire
era tibetana
nos sirvió unas cervezas
comprobó nuestro mal inglés
nuestra ropa mal planchada
nuestro gusto por la rebelión
  
después de un par de días  trato de hacer
terrorismo lírico tengo que convencerme de que todo no está perdido

Hugo Ball - Tristán - Arthur y los demás  estarían orgullosos de nosotros…la verdadera poesía es la que vomitas desnudo

Tal vez lluvia en mis pantalones
tal vez lágrimas
y
ella nos sirvió más cervezas  
 
aquel sitio era una pradera tranquila
bajo los martillos insidiosos del cielo      
nos hubiésemos quedado toda la vida
entre esas fotos entre esas sillas desvencijadas
entre las acrobacias hermosas de los muertos que allí habitan
entre los senos tranquilos de la chica tibetana
la última dadaísta en la ciudad de las sociedades de crédito e inversión…    


13 comentarios:

Noe Palma dijo...

lo soltás así, sin más...
y yo no puedo desprenderme!

Lila Biscia dijo...

si eligiese transportarme a otra vida otro mundo por un día, me llamaría Isolda y me metería adentro de "Happy Together" para bailar el tango en el bar en donde ellos se encuentran.
Quizas, hasta te compartiría mi cerveza, mientras desde la barra miramos esa historia de amor y sonreimos.

Beso.

Aire dijo...

en los bares puede pasar cualquier cosa, lo sé

Virginia dijo...

"la verdadera poesía es la que vomitas desnudo"

increíble.


me encantó

un beso, poeta ;)

eMiLiA dijo...

Ay pero que envidia más envidiosa me carcome, jaja.

Yo quiero estar en ese bar... YA!

:)

Abrazo!

Lucina dijo...

resulta exquisito leerte,
sí... cada vez más.

un beso

Paty dijo...

No es alguna parte de mi historia, pero el modo de contarla es muy buena: suelta, desinhibida, fluida...

Aunque la contraposición del rojo en el negro es un poco molesta en mi vista, me encantó leerte!

Frankie. dijo...

Joe, me pongo hasta grosera pero me gusta tu forma, y tu fondo y me gusta esto especialmente "Tal vez lluvia en mis pantalones
tal vez lágrimas
y
ella nos sirvió más cervezas "

así sin más... me encanta.

Liux dijo...

Gracias por pasarte por el blog. Y casi concuerdo contigo creo que Girondo es casi dios. El abrazo va de regreso!

Latino-Poemas dijo...

Hola, me gustaría invitarle a visitar el nuevo sitio de poesía www.latino-poemas.net

Ayúdanos a compartir sus poemas :)

Frankie. dijo...

Te gusta Bilbao ? :) de dónde eres tú?

yo tb tengo ganas de emborracharme.

Frankie. dijo...

Gracias Ro :D

María dijo...

Es excelente este poema. Felicitaciones.