martes, 6 de julio de 2010

¿Hay alguien ahí?

Magritte. " Las amistades peligrosas"
ha llegado la hora
de las cerezas/
el naranja cielo sutil
estallando
en los cadáveres traslúcidos de las mariposas/
ha llegado el momento
de arribar
salvaje y piel roja a tu boca
(despensa de higos y gatas en celo)

ha llegado
el tiempo de las siamesas
que se corren
melodiosas con el vaivén de la olas/

la luz le saca una cabeza y media de ventaja
a mi tristeza/
cada cosa continua la estela rebelde de sí misma
el pan recién hecho/ inspectores de policía en bicicleta/
la cerveza inusual/ los manifiestos
poéticos que chillan en los armarios/
la falda abandonada de Lolita
en el lavabo de
la chocolatería de la esquina
(donde se aman los principiantes
entre la naftalina y las tablas de multiplicar)

que siga el espectáculo
clandestino…

13 comentarios:

La cónica dijo...

Alguien hay.
Siempre hay alguien.
Casi siempre.

Muy buena, la imagen. Gracias. Un regalo.

El poema es delicioso verso por verso. Muy bueno. De los mejores que te he leído. Eso o tengo mala memoria, que también.

Gaetz dijo...

De ahora en más..
Te leo

Jota dijo...

Un poeta es alguien que sabe mirar entre las bambalinas de la realidad y hallar espectáculos clandestinos, mientras la platea continúa distraída por la ilusión prefabricada de lo que acontece en el escenario.

Susi dijo...

Una vez me regalaron un perfume que se llama "Clandestine" de Guy Laroche.
La mente juega con los recuerdos, las palabras y los olores.
Tu verso clandestino me enciende.

reina dijo...

Puede sentirse el aroma de las cerezas, el pan recién horneado y el chocolate de esa esquina...
Bellas imágenes acompañadas de aromas...!!!
Me gustó todo....!!
(menos la naftalina...)jaja
Un beso

Lucina dijo...

estos versos saben a besos estrellados
en una noche clandestina..

abrazos

Gabiprog dijo...

Cuanto disfraz para tanta incoherencia y odio, fuegos artificiales para distraer los hilos que lo mueven todo, y mientras los seres aman u odian segun la veleta que algunos magos saben soplar con disimulo... Las tormentas se acercan y alguno solo mira al suelo. Menos mal que los susurros del poeta pueden ser siempre gritos de supervivencia.

Un abrazo

Laura Gómez Recas dijo...

Es una llamada, asegurada. Estimulante, sobre todo, cuando (("la luz le saca una cabeza y media de ventaja
a mi tristeza")) este verso comienza a contaminar al lector con el argumento del poeta.

Yo me había hecho otra idea. Pero me vale todo. El principio del poema es surrealista, espeso y colorido y más cosas que no digo.

Besos.
laura

MaLena Ezcurra dijo...

Necesito esa luz que le saca una cabeza y media a la tristeza.

Maravillosos versos brotan de tu alma, maravilloso Magritte.


Abrazo clandestino.


Lolita :)

Espérame en Siberia dijo...

¡BRAVO!
Si a ti te encantan las imágenes que subo al Blog, a mí me matan tus textos, ammore.


Siente un beso.

இலை Bohemia இலை dijo...

una belleza, delicado y precisos versos...

medio cobain dijo...

bueno...
yo diría que es un himno al presente.
salud-saludos

Noviembre dijo...

adoro las cerezas...