sábado, 15 de noviembre de 2008

TE QUISE...


Te quise y con eso nunca basta
Te amanecí lubricado en palabras.
Bebí rocío del fuselaje
irisado de tu sexo,
lamí los cachorros desnudos
que jugaban en tu pecho.
Esculpí la sombra de una marioneta
pendiendo de tus pezones.
Te desanudé las trenzas
secretas del dolor,
y te amé como sólo sabe amar un poeta,
con desorden y ternura,
clandestino,
en comunión con el sacramento de la desnudez,
trayéndote tormentas a tu zaguán,
sin luz ni taquígrafos,
perdiendo los lapiceros debajo de tu cama.
Y con eso
tampoco bastó…

23 comentarios:

la inkilina dijo...

caray!!! casi mejor me tomo yo el café...

saludos vecino..;)

cristal00k dijo...

Con los pelos como escarpias me tienes. Que belleza XD!!Los poetas (los buenos) siempre me asombrais, teneis "ese" punto de vista sobre el mundo y las cosas, que está ahí para que lo veamos todos, pero sólo vosotros lo captais.
Un placer pasar por aquí. Te sigo.

ana. dijo...

Que pena que todo eso no bastara...
Es precioso tu texto. Un beso.

MARAIA BLACKE dijo...

pero y a quien exactamente no les basta... a ellos o a nosotros ..."los desordenados y tiernos cladestinos poetas..." Me ha gustado mucho Roberto...Saludos!

Gabiprog dijo...

Esos tiempos pasados... al conjugarlos y poner sus acentos simulan pequeños golpes en el alma.

Un abrazo!

Maria Jesús Rodríguez Melero dijo...

Pues a mi si me hubiera bastado.
No vió en ti el poeta ni el ángel. Se quedó muda en la superficie sin comprender tus desvaríos de poeta.
Si hubiera podido entrar se hubiera quedado contigo para siempre.
Tal vez no supo cómo hacerlo!
Un beso!
Susi

Sara M. dijo...

Mi querido poeta...
Es una suerte haber amado con tanta intensidad y tesón...
Celebro que estés ya de vuelta!

Enredada dijo...

vas a encontrar a alguien a quien solo le baste con tu presencia, con la inmensidad de tu presencia querido y precioso amigo...
se te quiere

adriana dijo...

Quizás no lo supo apreciar, ella se lo perdió...

Besazo

una vida lo que un sol dijo...

quizá no quisiste como ella esperaba, Roberto, pero cada uno quiere como sabe y con eso basta...

con esta poesía basta y sobra, lindo, es tan tan bonita... que la colgaría en todos los corchos que me encontrase, para que todo el que la leyera disfrutara...

una preciosidad de imágenes... eres experto.

esta es mi semana de "engordarelegoderoberto", jejeje

he escrito algo tuyo en mi blog, sin pedirte permiso, pero es que cuando lo leí hace tiempo ya dejó de ser tuyo :P
ahora, los derechos de autor sí que no los puedes reclamar, porque queda bien claro que es tuyo.

besos y besos.
de lunesporlamañana.

cynthia dijo...

La emocion y la entrega de saber que quisimos.. es muy importante...

besotes.

la inkilina dijo...

Te invito a un café.. con vistas...


saludos vecino..;)

Lena dijo...

Insuperable el amor en desorden...

(como tus versos)...

Con escalofríos me voy...

besos, R.

Luar dijo...

Estas historias de amor con los poetas siempre terminan sin palabras...

Abrazo!

gloria dijo...

El honor es mío, y después de haberte leído aquí sino en otros sitios (ya sabes) más aún.
Me ha encantado este poema, todavía no entiendo cómo no te leí antes.
Besos

La cónica dijo...

Nunca es suficiente, si se mira la mitad vacía del vaso.

Besos

Roberto Esmoris Lara dijo...

Lo va a elaborar, ya verás. No son habituales los amores de poeta: y hasta las llena de asombro el verte desnudo y con bolígrafo. Pero depués del frenesí les quedará la poesía. Eso no se borra fácilmente.

Me "impacta" tu calidad poética (¿No serás de Santa Fé como el Paco Urondo?...Hay al menos cuatro nuevas/os poetas de S.Fé que "me parten la cabeza".

Abrazos, tocayo. Te agrego en mi blogroll

REL

Danann dijo...

A veces, algunas veces,
no basta con nada....

DOCTOR VITAMORTE dijo...

Un precioso poema.
Supongo que era muy exigente y rígida y no le gustó el amor con desorden y ternura.O quizá fue por lo de las tormentas.
Pero, ¿que más puede dar un poeta?

CONRA dijo...

Hola Roberto:
Es un placer conocer a otro crónico de la poesía...
He paseado por tu blog y tienes poemas muy bellos. Me gusta tu rincón.
Enlacé tu blog en el mío, para seguirte ¿No te importa verdad?
Te recuerdo tus palabras: Si os encuentro en mis sueños, sabré reconoceros. (Pon el singular).
Un beso

tomatita dijo...

A lo mejor tenía razón Pedro Guerra con aquella canción, y el amor es siempre un oasis convertido en espejismo.
Pero supongo que no importa demasiado, porque en realidad el tintineo de esos lapiceros rodando bajo tus pies serán la melodía que te despierte mañana, la que pondrá una sonrisa en tu cara o en la amada, pasado el tiempo, cuando sólo quede el dulce sabor del buen pasado.
Al fin y al cabo los buenos poemas siempre permanecen.

Un abrazo, querido.

Yo echaba de menos visitarte.

reina dijo...

No bastó...? Por Dios... no había leído este poema...
Amor desordenado y tierno de poeta clandestino... a mi me basta con bastante menos......!!!

Ye. dijo...

dios...precioso y triste.. nunca basta : (