jueves, 23 de octubre de 2008

INCONEXOS

NO CONSIGO HILVANAR LOS DESPERDICIOS QUE ATESORA EL POEMA. BESARÉ EN LA BOCA A LO INCONEXO, ESE ES MI DESTINO...
Las palabras
convertidas en la mínima expresión,
anudadas a la propia circunstancia afilada
que las faculta para el llanto.
Y la ciudad que hoy no dejará testigos.
Espectral y drogada.
Esta noche no habrá supervivientes.

Ruidos. Insultos y muchas ganas de bronca.
Prisioneros que diseñan diamantes para un aullido.
Le digo que no estoy borracho,
vengan enseguida. Al otro lado se ha escuchado un disparo.

A medianoche
la pólvora
transgrede
las reglas insonorizadas
del huracán.
Un cañón humeante y angustia
en la recámara.
Siempre le dijo que
recurriese al mercado negro,
a las bandas violentas,
a la balística de un beso ulcerado.

Ahora estoy seguro,
el portazo era un disparo.
Si si! Era fiebre la carcoma
de sus dedos.

La ambulancia
viene a rematar
al muerto en
su caja repleta de jazmín.

Venga inmediatamente, maldita sea.
Hay un pretexto
apuntándome a la sien…
......................................................
mis próximas palabras se esparcirán en Barcelona

10 comentarios:

Gabiprog dijo...

¿Pretextos?
¿Excusas?

¿Y por qué no motivos?

;-)

cynthia dijo...

Atencion palabras se escapan.. el auxilio recurrente.. solo el misterio de saber su destino.

Gracias por compartir.. te dejo un gran beso...

cristal00k dijo...

Esto es lo tuyo, sin duda.
Estoy deseando leer lo que te inspire esta urbe.
Un beso Roberto.

NoSurrender dijo...

Ninguna noche debería haber supervivientes. Deberíamos amanecer inmaculados y regenerados todos, tras tantos y tantos pretextos en la sien. Bueno, que me lío…

Salud!

Enredada dijo...

Tus palabras son sabias, llenas de imágenes que dejás en las cabezas de quienes te leemos.
Pronto te voy a enviar lo prometido.
Mil besos poeta

La cónica dijo...

Es como si los versos fueran a dar en tu moleskine a trompicones, como si se escribieran con violencia, atropellados, amenazantes, amanecedores...

Son como poemas metralleta, los últimos. Igual es cosa mía.

Saludos a las estatuas de las Ramblas.

una vida lo que un sol dijo...

yo digo: tengo un nudo en la garganta.

tú escribes: "palabras anudadas a la propia circunstancia afilada que las faculta para el llanto"

un beso, bandolerooo.

un beso en catalán.

adriana dijo...

Evidentemente no pueden ser más que un pretexto.
Adoro tus letras, vivo cada uno de tus post como si realmente estuviera allí. Penetras dentro de la mente y haces que todo sea real.

Muchos besos Roberto!

ana. dijo...

Que intenso!!! Me gustó conocerte a traves de tus palabras. Volveré siempre.

ALKAID dijo...

querio Rober,

es una delicia que tus palabras se esparzan por Barcelona......pero, es que ya se esparcen por el espacio sideral a través de la inextricable red cibernética

como siempre, divino

un beso.......Pilar